Síguenos en...
Facebook Picasa
Acceso



¿Quién está en línea?
Tenemos 3 invitados conectado(s)
V Centenario

Frase del Día

“Si queréis que esté holgando, quiero por amor holgar; si me mandáis trabajar, morir quiero trabajando. Decid…: ¿qué mandáis hacer de mí? (Santa Teresa de Jesús) -

“Yo soy la resurrección y la vida”

alt

Una de las cosas más llamativas es escuchar al sacerdote que en el Prefacio de la Misa de difuntos dice: “La vida de los que en ti creemos, Señor, no termina, se transforma”. Decir estas palabras cuando se tiene delante un cadáver y unas personas que lloran la desaparición de un ser querido parecería una broma de muy mal gusto. Y sin embargo, callarlo sería pecar contra lo más sagrado, que es la vida. Jesús dijo hace ya muchos siglos: “El que vive y cree en mí, no morirá para siempre”. No resulta raro que el mismo Jesús, que le decía estas cosas a su amiga Marta ante la muerte de su hermano Lázaro, se viera obligado a preguntarle a Marta: “¿Crees esto?”. Realmente, era para preguntarlo. No parecía una evidencia.

1. Día de difuntos. Recordar a los difuntos es un ejercicio sano, porque, entre otras muchas cosas, es un ejercicio gratuito. Un “muerto” ya no va a poder darte dinero, trabajo, amor… Parecería que es mejor ya no pensar en “los que se han ido”. No obstante, la liturgia sigue manteniendo este recuerdo en el año litúrgico. Y este año, además, coincide con el domingo, casi como para que no se nos escape. A mí, lo confieso, no me cuesta nada celebrar este día. Es más, me gusta hacerlo.

2. “Yo soy la resurrección y la vida”. Creer en la resurrección de Jesús y de los difuntos, no es cosa evidente; y por lo tanto, no es cosa fácil. Una de las cosas que más llama la atención es constatar en la Biblia (en el Antiguo Testamento) se pasaron muchos años en la historia judía sin creer en la resurrección. Sólo los libros sapienciales, ya dos o tres siglos antes de Cristo, la afirmaron con claridad. Jesús, pues, se encontró ya el camino expedito para hablar de la resurrección y afirmar, incluso, que él era la resurrección, que la resurrección iba ligada a su persona.

3. Pero el problema no acabó con las palabras de Jesús. Entre los primeros cristianos parece que había bastantes que no creían en la resurrección de Jesús. El apóstol Pablo tuvo que afrontar este problema central de la fe. Y les dijo claramente que si Jesús no había resucitado, vana era nuestra predicación y nuestra fe. Pero añadió: sí, Jesús resucitó y no como algo exclusivo suyo, sino como el primero de todos. La suerte de Jesús será la suerte de quienes le siguen.

4. En el areópago de Atenas. Si esto pasaba con los cristianos, ¡qué no pasaría con los no cristianos! Pablo tuvo ocasión de percibirlo directamente cuando en sus viajes apostólicos se le ocurrió hablar a los griegos (pueblo de filósofos) en el areópago de Atenas. ¡Daba gusto observar la atención de esta gente acostumbrada a gozar con la búsqueda de la verdad! Pero, en un momento determinado de su discurso, a san Pablo se le ocurrió (no podía menos de hacerlo) hablar de la resurrección de Jesús. Aquello ya no era la búsqueda de la verdad a la que los griegos estaban acostumbrados. Lo sobrepasaba con creces. Aquello les sonó poco menos que a una bufonada. “Cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se echaron a reír, otros dijeron [irónicamente, claro]: Te oiremos sobre esto otra vez. Así salió Pablo de en medio de ellos” (Hch 17,32-33).

5. No somos muy originales. No sé si mola mucho reírse de la resurrección de Jesús y de los muertos. En cualquier caso, si es así, esos risueños no son muy originales. Más que estar muy adelantados y formar parte de los más ilustrados, forman parte de una multitud –ciertamente multitud y respetable- que tomaron a guasa las palabras de San Pablo. Hay cristianos que piensan, y dicen, que en nuestros días hay teólogos que niegan la resurrección. No lo creo. Probablemente no todos los cristianos tengan la misma idea de la resurrección, lo cual no tiene nada de extraño. Pero todos creen en la resurrección. ¡¡Faltaría más!!

Moraleja: Si con Él morimos, viviremos con Él. Esto es lo que cuenta. Y nuestro destino es vivir. Quizá nunca sea fácil creerlo. El Señor pregunta a todos lo que preguntó a Marta: “¿Crees esto?”.

Actualizado (Jueves, 30 de Octubre de 2014 10:42)

 

Eucaristía inauguración V Centenario de Santa Teresa

 

Obras en el tejado de la Iglesia

1ª Fase:

Debido a varios problemas que nos han surgido en el tejado de la Iglesia nos hemos visto obligados a acometer las siguientes reparaciones:

1º. Limpieza exhaustiva de todo el tejado, aplicación de un herbicida en toda la superficie, reparación y reajuste de los canalones y la impermeabilización de una parte del alero del tejado.

2º. Los trabajos realizado sobre la cubierta han consistidos en reforzar toda la superficie de escayola que se encontraba en un estado de deterioro importante,  debido al ataque de la carcoma. Por la urgencia del problema se ha procedido a:

•                     Limpieza general mediante aspirado y retirada de escombros.

•                     Reforzar toda la estructura del falso techo.

•                     Colocación de unos 800 tirantes.

•                     Reparación de los conductos de aire caliente.

•                     Retirada de escombros

•                     Tratamiento prolongado de insecticida.

•                     Colocación pasarela y escalera de acceso

 

Actualizado (Jueves, 24 de Octubre de 2013 14:38)

Leer más...

 

Video - Obras en el tejado de la Iglesia

 

Inscripción catequesis

Del 16 al 30 de septiembre. En horario de secretaria parroquial: Martes y jueves de 11 - 13 h. Miércoles y Viernes de 18:30 - 20-30 h

Actualizado (Domingo, 14 de Septiembre de 2014 19:03)