Síguenos en...
Facebook Picasa
Acceso



¿Quién está en línea?
Tenemos 20 invitados conectado(s)
V Centenario

Frase del Día

“Venga enhorabuena, / tengan su llegada, / que en la casa de Teresa, / sí habrá posada” (Santa Teresa de Jesús) -

Los caminos del Espíritu

alt

En un significativo “crescendo” los personajes que anuncian la venida del Salvador terminan en la Virgen María. La espera y la esperanza se adensan en la persona de María. La liturgia recuerda que “la Virgen le esperó con inefable amor de madre”. Es la hora de dar rienda suelta a los sentimientos más profundos y delicados de la naturaleza humana. Hoy, el IV domingo de Adviento, ya a las puertas de la Navidad, el evangelio de la Anunciación-Encarnación vuelve a hacer su aparición como la mejor llamada a las puertas del Parto.

1. Los caminos del Espíritu. Los caminos que llevan a Belén han sido recordados y cantados con profusión a lo largo de la historia. Algunos de ellos no hay modo, afortunadamente, de olvidarlos, los tarareamos y oímos tararear no sólo en las iglesias, sino también en multitud de presencias navideñas que siguen fieles a la tradición de los “belenes”. Y entre los caminos que llevan a Belén, quizá menos recordados, deben ser tenidos en cuenta los que podemos llamar “caminos del Espíritu”, porque fue el Espíritu el que rasgó las dificultades que parecían impensables para que apareciese ese “personaje” que daría la vuelta a nuestro calcetín, a nuestros caminos de tierra, con frecuencia desesperanzados y, en cualquier caso, no sospechados. Incluso María, sorprendida de lo que la anunciaban, preguntaba (no se sabe bien si con interrogación o con admiración o con ambas cosas a la vez: “¿¡Cómo va a ser esto!?”. No me extraña que San Juan de la Cruz, hablando ya del nacimiento, describiese así a María: “Y la madre estaba en pasmo…”. Más o menos como en la Anunciación.

2. El Espíritu vendrá sobre ti. La respuesta parecía no aclarar mucho, pero para quienes habían olido alguna vez en la literatura religiosa de Israel que ya desde el comienzo de la creación “el Espíritu se cernía sobre las aguas”, las cosas se suavizaban un poco. Seguramente para la persona directamente afectada por la referencia a la acción del Espíritu, permanecía una situación anímica difícil de dominar. No obstante, las referencias a la potencia de Dios (nada para él es imposible), etc. la situación “embarazosa” podía abrir el camino al “embarazo”.

3. Lección teresiana. Teresa de Jesús se topó también en su experiencia y en su pluma con sorpresas como ésta, y la dejó escrita con un ramalazo de atención a los espíritus carentes de Espíritu: “¡Oh secretos de Dios! Aquí no hay más que rendir nuestros entendimientos y pensar que para entender las grandezas de Dios, no valen nada. Aquí viene bien el acordarnos cómo lo hizo con la Virgen nuestra Señora con toda la sabiduría que tuvo, y cómo preguntó al ángel: ¿Cómo será esto? En diciéndole: El Espíritu Santo sobrevendrá en ti; la virtud del muy Alto será sombra (Lc 1, 34-35), no curó de más disputas. Como quien tenía tan gran fe y sabiduría, entendió luego que, interviniendo estas dos cosas, no había más que saber ni dudar. No como algunos letrados (que no les lleva el Señor por este modo de oración, ni tienen principio de espíritu) que quieren llevar las cosas por tanta razón y tan medidas por sus entendimientos, que no parece sino que han ellos con sus letras de comprender todas las grandezas de Dios. ¡Si aprendiesen algo de la humildad de la Virgen sacratísima!” (MC 6,7)

4. El fiat deseoso. En el último tramo del camino está el fiat (hágase) de María. Es un tramo recordado como centro de la fe en otros momentos de la vida de Jesús (Getsemaní) y de la plegaria que el mismo Jesús enseñó a sus discípulos (“hágase tu voluntad…”). Con frecuencia rezamos, y acogemos, el hágase (fiat) con resignación, como diciendo: “¡bueno, si no hay más remedio…!”. El fiat de María no fue un acto de resignación, sino de deseo: “¡Hágase!”. La construcción gramatical de la expresión lo dice claramente. A veces la gramática tiene resortes para comunicar hasta los deseos más profundos del corazón. Y el fiat de María a la Encarnación es uno de ellos. ¡Enhorabuena!

Moraleja: Del hágase al se hizo hay un camino que debe andarse con el deseo y la alegría de la promesa al cumplimiento. En la celebración litúrgica y ante el portal tenemos ocasión de revivir unos momentos del Misterio.

Actualizado (Jueves, 18 de Diciembre de 2014 13:51)

 

Programación Adviento - Navidad

alt

 

Eucaristía inauguración V Centenario de Santa Teresa

 

Obras en el tejado de la Iglesia

1ª Fase:

Debido a varios problemas que nos han surgido en el tejado de la Iglesia nos hemos visto obligados a acometer las siguientes reparaciones:

1º. Limpieza exhaustiva de todo el tejado, aplicación de un herbicida en toda la superficie, reparación y reajuste de los canalones y la impermeabilización de una parte del alero del tejado.

2º. Los trabajos realizado sobre la cubierta han consistidos en reforzar toda la superficie de escayola que se encontraba en un estado de deterioro importante,  debido al ataque de la carcoma. Por la urgencia del problema se ha procedido a:

•                     Limpieza general mediante aspirado y retirada de escombros.

•                     Reforzar toda la estructura del falso techo.

•                     Colocación de unos 800 tirantes.

•                     Reparación de los conductos de aire caliente.

•                     Retirada de escombros

•                     Tratamiento prolongado de insecticida.

•                     Colocación pasarela y escalera de acceso

 

Actualizado (Jueves, 24 de Octubre de 2013 14:38)

Leer más...

 

Video - Obras en el tejado de la Iglesia