Síguenos en...
Facebook Picasa
Acceso



¿Quién está en línea?
Tenemos 5 invitados conectado(s)
V Centenario

Frase del Día

“Dadme muerte, dadme vida: dad salud o enfermedad, honra o deshonra me dad… que a todo digo que sí” (Santa Teresa de Jesús)  -

Eucaristía inauguración V Centenario de Santa Teresa

 

“Yo soy compasivo”

alt

Una de las afirmaciones más repetidas en la biblia y en la liturgia es que Dios es compasivo y misericordioso. Es una afirmación que el mismo Dios pone en su propia boca, le define y suena bien. Y en nuestro tiempo, gusta. Quizá por contraste con nuestra falta de compasión. Los contrastes tienen esta virtualidad: que se iluminan mutuamente. Y precisamente por la importancia que tiene la afirmación de que Dios es compasivo hay que proteger esta afirmación de posibles ambigüedades y falsas interpretaciones de la misma. La liturgia de hoy es especialmente significativa y válida para evitar que algo tan importante como la compasión de Dios se tergiverse.

1. Tiempos de orfandad. La historia del mundo es en parte historia de orfandad, a la que se une la historia de la extranjería y de la viudedad, tres categorías típicas del Antiguo Testamento, que reflejan una historia mucho más larga, la historia del mundo geográfico y cronológico en el que predomina el abandono, la necesidad y la miseria . Esa historia llega hasta nuestros días y parece que continuará por los siglos de los siglos. La explotación de los débiles es una de las peores lacras de la humanidad de siempre, es una tela de araña que todo lo oculta y desvela a la vez. Un enjambre de explotadores recorre la historia, una historia en la que los explotados son siempre las víctimas. Nos falta compasión.

2. La ira de Dios. Dios es Dios de y en la historia, y percibe esa historia de explotación y miseria. Y ante ella siente ira y compasión a la vez. Ira y compasión parecerían incompatibles en una misma persona. Y si se pone en alguien como Dios, la incompatibilidad sería aún más inimaginable. Y sin embargo, la primera lectura, con unas palabras que han levantado ampollas a lo largo de muchos siglos y sobre todo en tiempos de especial dificultad humana, junta en Dios ira y compasión: la compasión de Dios se aíra contra aquellos que maltratan y explotan a los más necesitados: forasteros, huérfanos y viudas, las tres categorías de personas que más y mejor recogen a los necesitados de la historia.

3. Compasión no es pasotismo. La palabra compasión no tiene buena prensa. Da la impresión de una persona compasiva es una persona abúlica, dejada, paternalista… Se ha repetido hasta la saciedad que no, que no es así, que la compasión no es una actitud pasiva, que compasión significa padecer con otro, en nuestro caso, concretamente, con los explotados. Pero no hay modo, seguimos acogiéndonos a la compasión porque parecería que ella lo traga todo, no nos va a tocar ni un pelo de la ropa. Compasión y buenismo son antagónicos, no son hermanos. Compasivo, ingenuo y hasta tonto parecen hermanos. Pero no lo son, son todo lo contrario.

4. Ira y amor. Las situaciones inhumanas provocan la ira porque hay compasión en el airado que ama a las personas deshumanizadas. La ira y la compasión nacen del amor y sólo el amor puede hacer desaparecer la primera para ensanchar la segunda. Hoy el evangelio habla precisamente del amor. La unión entre la primera lectura y la tercera es perfecta: el amor, que hace igualdad, entorpece esencialmente que haya explotación que desiguala, entorpece hasta la desaparición la ira y hace innecesaria la com-pasión con los explotados. El prójimo se convierte en hermano y todos elevan la mirada al Padre de todos. ¿Es esto una ingenuidad más? No sé si la palabra ingenuidad es la más precisa. Desde luego no parece que vayan a cambiar mucho las cosas. La larga historia de la explotación de los más débiles seguirá siendo una constante en manos de todos (reconozcámoslo) y particularmente de las fuerzas más activas y de malas mañas. ¡Nos pueden! Otra conclusión es deseable, pero no parece realista.

Moraleja: Explotación, miseria, ira, compasión y amor son cinco palabras que mutuamente se provocan y forman la trama de una existencia humana débil. A muchos cristianos les descoloca que un Dios compasivo no arregle “esto”. La cosa tiene su misterio, cierto. Piense un poco. Y sea compasivo, aunque no lo entienda muy bien.

Actualizado (Jueves, 23 de Octubre de 2014 11:40)

 

Obras en el tejado de la Iglesia

1ª Fase:

Debido a varios problemas que nos han surgido en el tejado de la Iglesia nos hemos visto obligados a acometer las siguientes reparaciones:

1º. Limpieza exhaustiva de todo el tejado, aplicación de un herbicida en toda la superficie, reparación y reajuste de los canalones y la impermeabilización de una parte del alero del tejado.

2º. Los trabajos realizado sobre la cubierta han consistidos en reforzar toda la superficie de escayola que se encontraba en un estado de deterioro importante,  debido al ataque de la carcoma. Por la urgencia del problema se ha procedido a:

•                     Limpieza general mediante aspirado y retirada de escombros.

•                     Reforzar toda la estructura del falso techo.

•                     Colocación de unos 800 tirantes.

•                     Reparación de los conductos de aire caliente.

•                     Retirada de escombros

•                     Tratamiento prolongado de insecticida.

•                     Colocación pasarela y escalera de acceso

 

Actualizado (Jueves, 24 de Octubre de 2013 14:38)

Leer más...

 

Video - Obras en el tejado de la Iglesia

 

Inscripción catequesis

Del 16 al 30 de septiembre. En horario de secretaria parroquial: Martes y jueves de 11 - 13 h. Miércoles y Viernes de 18:30 - 20-30 h

Actualizado (Domingo, 14 de Septiembre de 2014 19:03)

 
Próximas actividades

25.10.2014 18:00 - 19:00
Catequesis Prebautismal

26.10.2014 13:45 - 14:15
Bautizos

28.10.2014 11:00 - 13:00
Despacho parroquial

29.10.2014 18:30 - 20:30
Despacho parroquial

30.10.2014 11:00 - 13:00
Despacho parroquial

Calendario
loader
Enlaces de Interés
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner