Sacramentos

A través de los sacramentos nos acercamos al Señor. Son momentos especiales en nuestra vida cristiana que ns tocan en los más íntimo de nuestro ser, a fin de que nazca la alegría de sentirnos cerca de Jesús.

Bautismo

Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que crea y se bautice se salvará; el que no crea, se condenará. Mc 16,15

El bautismo es el fundamento de toda vida cristiana, la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios y somos incorporados a la Iglesia y nos hacemos partícipes de su misión. En el bautismo de un niño o un adulto celebramos el amor incondicional de Dios y damos la bienvenida a nuestra fe a quienes renacen por el agua y el Espíritu Santo.

Se pide que al menos uno de los padres debe ser católico. Se exige que haya un padrino o una madrina, o un padrino y una madrina. Su función es procurar que el recién bautizado lleve una vida cristiana coherente con el sacramento recibido. Estos deben ser católicos confirmados con una vida coherente con la fe y con la misión que van a asumir.

Para celebrar el bautismo en nuestra parroquia, puedes pasar en horario por el despacho parroquial, llamar por teléfono o enviarnos un mail. La preparación para el Bautismo consiste en dos sesiones de catequesis en fecha a determinar.

Primera Comunión

Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre […] El que come mi Carne y bebe mi Sangre, tiene vida eterna […] permanece en mí y yo en él. Jn 6, 51.54.56

La Eucaristía es “fuente y culmen de toda la vida cristiana” (LG 11).  En nuestra parroquia, los niños reciben dos años de preparación sacramental antes de recibir la Eucaristía. Por lo general los niños recibirán la Primera Comunión en 3º de Primaria. Los grupos de catequesis se reúnen los domingos a las 11 de la mañana, para luego compartir todos juntos la misa de familia a las 12.

Confirmación

Al enterarse los Apóstoles que estaban en Jerusalén de que Samaria había aceptado la Palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan. Estos bajaron y oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo; pues todavía no había descendido sobre ninguno de ellos; únicamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo. Hch 8,14-17

Con el Bautismo y la Eucaristía, el sacramento de la Confirmación constituye el conjunto de los «sacramentos de la iniciación cristiana». Por la Confirmación, los cristianos participan más plenamente en la misión de Jesucristo y en la plenitud del Espíritu Santo que éste posee, a fin de que toda su vida desprenda «el buen olor de Cristo»

El proceso de preparación para la Confirmación tiene una duración aproximada de tres cursos. En este proceso se invita a los jóvenes a crecer más profundamente en su amistad con Jesucristo. Nuestro objetivo no es otro que el de formar discípulos, adultos en la fe que vivan de forma coherente al estilo de vida de Jesús.

Las reuniones de catequesis son los domingos a las 11:30 de la mañana, para después compartir juntos la eucaristía de la 1 del mediodía.

También ofrecemos un proceso de confirmación para adultos, que se adapta a la disponibilidad de cada uno.

Reconciliación

Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos. Jn 20, 22-23

El perdón de los pecados cometidos después del Bautismo es concedido por un sacramento propio llamado sacramento de la conversión, de la confesión, de la penitencia o de la reconciliación. Sólo los sacerdotes que han recibido de la autoridad de la Iglesia la facultad de absolver pueden ordinariamente perdonar los pecados en nombre de Cristo. Los efectos espirituales del sacramento de la Penitencia son:

  •  la reconciliación con Dios por la que el penitente recupera la gracia;
  •  la reconciliación con la Iglesia;
  •  la remisión de la pena eterna contraída por los pecados mortales;
  •  la remisión, al menos en parte, de las penas temporales, consecuencia del pecado;
  •  la paz y la serenidad de la conciencia, y el consuelo espiritual;
  •  el acrecentamiento de las fuerzas espirituales para el combate cristiano. (CEC 1495-1496).

Unción de enfermos

El sacramento de la Unción de los enfermos tiene por fin conferir una gracia especial al cristiano que experimenta las dificultades inherentes al estado de enfermedad grave o de vejez. El tiempo oportuno para recibir la Santa Unción llega ciertamente cuando el fiel comienza a encontrarse en peligro de muerte por causa de enfermedad o de vejez. Cada vez que un cristiano cae gravemente enfermo puede recibir la Santa Unción, y también cuando, después de haberla recibido, la enfermedad se agrava.

Lo esencial de la celebración de este sacramento consiste en la unción en la frente y las manos del enfermo, acompañada de la oración litúrgica del sacerdote celebrante que pide la gracia especial de este sacramento.

Matrimonio

Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia […]Gran misterio es éste, lo digo con respecto a Cristo y la Iglesia. Ef 5, 25-32

El sacramento del Matrimonio significa la unión de Cristo con la Iglesia. Da a los esposos la gracia de amarse con el amor con que Cristo amó a su Iglesia; la gracia del sacramento perfecciona así el amor humano de los esposos, reafirma su unidad indisoluble y los santifica en el camino de la vida eterna

El matrimonio se funda en el consentimiento de los contrayentes, es decir, en la voluntad de darse mutua y definitivamente con el fin de vivir una alianza de amor fiel y fecundo. Dado que el matrimonio establece a los cónyuges en un estado público de vida en la Iglesia, la celebración del mismo se hace ordinariamente de modo público, en el marco de una celebración litúrgica, ante el sacerdote (o el testigo cualificado de la Iglesia), los testigos y la asamblea de los fieles.

Para poder casarse por la Iglesia, primero los novios han de acerarse por la parroquia, para poder fijar con tiempo la fecha de la boda. Después han de realizar el Encuentro Prematrimonial y realizar el expediente matrimonial.

En nuestra parroquia tenemos dos Encuentros Prematrimoniales al año. Cada uno se desarrolla en dos sábados consecutivos, en horario de 9:30 a 14:00h.