Viernes Santo

En este Viernes Santo no podemos ir al templo para adorar la cruz. La vida de nuestra sociedad castigada por un virus terrible se ha convertido en un viacrucis, muchos caen bajo el peso de la cruz aunque también son muchos los cireneos.

Está creciendo entre nosotros de modo sorprendente la búsqueda de interioridad, la práctica de la meditación, el deseo de silencio y la necesidad  de espiritualidad.

Pocas veces nuestra oración ha sido más sentida y nuestra meditación más fructífera, como estos días.

En este Viernes Santo somos llamados a suplicar a Dios ante el sufrimiento del inocente, a ayudar a entender a quien padece que no está sólo. Nunca podemos olvidar que tenemos por Padre a un Dios que acompaña a sus hijos, que nunca nos abandona y que siempre ofrece su mano para ayudarnos a salir del hoyo, especialmente cuando parece que nos hundimos y ya no hay vuelta atrás.

La Congregación para el Culto Divino ha indicado que El Viernes Santo se rezará «también por quienes sufren tribulaciones en tiempo de pandemia», «para que Dios Padre conceda salud a los enfermos, fortaleza al personal sanitario, consuelo a las familias y salvación a todas las víctimas que han muerto».

Desde la Diócesis se ofrecen materiales para vivirla la Semana Santa, en cuarentena y en familia, para este Viernes Santo proponen lo siguiente:

Viernes-SantoTV

Además se invita a los fieles a vivir los oficios litúrgicos que va a presidir el Papa Francisco en el Altar de la Cátedra, en el Vaticano, y que se van a retransmitir en directo desde  13Tv y  La 2 de TVE .

VIERNES SANTO, 10 abril

18.00 h. Celebración de la Pasión.

21.00 h. Via crucis, en el parvis de la Basílica de San Pedro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos

Agenda

  • No hay eventos