Triunfante entrada en la “Semana Grande”

Así se ha llamado y así ha resultado este año la celebración del “Domingo de Ramos”. Dios quiso que amaneciera un día hermoso y primaveral, lleno de vida, lleno de sol  y alegría para que recordáramos y celebráramos la entrada de Jesús en Jerusalén. El testimonio gráfico nos recuerda la gran participación de niños y mayores en esta celebración. Ahora nos toca seguir acompañando a Jesús en sus momentos más transcendentales: Ultima Cena ( institución del día del Amor, del sacerdocio y de la Eucaristía), Pasión y Muerte (Viernes Santo) y el sábado celebrar la Pascua, la Vida nueva, el triunfo sobre loa muerte. Os esperamos.